"Mi programa de radio fue como una escuela de vida"

Luego de seis años al frente del programa Hoy es un gran día (que posteriormente se llamó Hoy puede ser un gran día), Viviana Canosa se despidió de su público con mucha emoción y con ganas de reencontrarse con ellos el año que viene con una nueva propuesta para la segunda mañana.

Tras haber concluido su exitoso ciclo por Radio Vale 97.5, la conductora habló con Teleshow.com:

- ¿Cómo fue el último programa de radio? ¿Cómo lo viviste?

- La verdad es que fue muy emocionante. Fueron tres horas de puro amor de toda la gente que durante seis años siguió el programa. Me di cuenta que era multi target: vinieron hombres grandes llorando, chicas jóvenes, amas de casa, chicos, nenitos…

- ¿Cómo fue la despedida con los oyentes?

- Había gente esperando desde muy temprano. Se quedaron escuchando el programa durante las tres horas y yo después me quedé para las fotos y los abrazos. Cantaron canciones, fue hermoso… Los llamados de los oyentes no entraban de todos los que había. Estoy feliz. Me fui inflada de amor.

- ¿Cómo tomaste la decisión de dejar el programa? Y ¿Por qué?

- Estoy muy agotada de levantarme a las seis de la mañana. Físicamente hace dos meses que estoy muy agotada porque estoy con un montón de cosas (televisión, radio, su próximo libro, programa de cable y campañas). Fue un año fabuloso, pero tengo un desgaste físico y emocional. Estoy feliz de la decisión que tomé porque no tenía fuerzas para levantarme.

- ¿Esta decisión que tomaste tiene que ver también con las ganas de disfrutar el gran momento personal que estás viviendo? (Planea casarse y formar una familia con Alejandro Borensztein)

- No, para nada. Siempre suma lo afectivo. Además soy muy responsable y no dejaría nunca una cosa por la otra. En estos momentos tengo tele, algunas campañas, radio y escribir un libro, mucho trabajo, gracias a Dios, pero fue como mucho y la parte emocional ayudó a que llegue hasta acá. Además, la gente lo entendió muy bien.

- ¿Qué significó Vale en tu vida?

- Significó un montón. Fueron seis años de mucho crecimiento personal y espiritual. Me dejó una gran experiencia de vida. También era como el secundario, el colegio, era encontrarte con tus amigos a gozar de la vida. En definitiva, fue una fiesta.

- ¿Cuál fue la mayor satisfacción que te dio la radio?

- El contacto con la gente, mi conexión con la Fundación Garrahan y haber hecho muchas cosas para ayudar a un montón de personas. Hicimos campañas para que puedan comer y también la gente que me escucha se ha hecho amiga de otra gente que me escucha. Fue como una escuela de vida. Me di cuenta hoy que todos hemos aprendido a escucharnos y sobre todo aprendimos del contacto con la gente.

- ¿Vas a seguir haciendo radio?

- Si, de hecho no firmé todavía pero el año que viene sigo. La semana que viene tengo la reunión. A mí me gustaría hacer la segunda mañana y quiero tener tiempo de organizarlo y de elegir a la gente que corresponda.

- Ahora vas a tener las mañanas libres, ¿qué vas a hacer? ¿Vas a planear el casamiento?

- Voy a dormir sin parar, tengo una campaña la semana que viene y después quiero parar mi cabeza. Quiero terminar mi segundo libro (el primero, Basta de miedos, fue un éxito), relajar mi cuerpo. El casamiento no sé si tengo que planearlo, lo empezaré a pensar el año que viene.

- Después de muchos años tanto en televisión como en radio, ¿en qué medio te sentís más cómoda?

- Me siento cómoda en los dos lugares. En tele tenés que seguir la actualidad y en la radio yo soy yo. Era un programa muy solidario y el público me pudo conocer como yo soy, pudo sentir mi sensibilidad.

YAHOO TV EN FACEBOOK