Sobredosis de TV

¿Dónde está el elenco de “Blanco y negro”?

Una de las comedias más controversiales de finales de los '70, "Diff'rent Strokes" (su nombre original) estuvo durante 8 años al aire. Las historia de dos hermanos afroamericanos de Harlem que son adoptados por un hombre rico que vive en la 5ta. Avenida de Manhattan marcó un antes y un después en la televisión. La idea surgió entre los productores que buscaban ubicar a Conrad Bain (quien luego sería el Sr. Drummond) en otra serie (ya que "Maude", la que el actor protagonizaba, había sido cancelada) y decidieron que sería buena idea juntarlo con un diminuto niño que estaba haciendo furor en los comerciales televisivos. Los tres actores que interpretaban a los jóvenes de la serie, Arnold, Willis y Kimberly, se convirtieron en estrellas inmediatas y, por supuesto, con ello vino el destino que suelen tener los niños estrellas. ¿Dónde están ahora?

Gary Coleman

Con diez años, Coleman ya tenía una de esas caras que todos reconocían. Venía de cosechar éxito en diversos comerciales cuando los productores lo llamaron para protagonizar el show. Gary era víctima de una enfermedad autoinmune en los riñones que lo obligaron a ser transplantado dos veces (en 1973 y en 1984, mientras trabajaba en el show), a ser sometido a diálisis a diario y a tomar corticoides de por vida. Todo esto generó que sólo creciera hasta 1,40 mts. y que mantenga facciones de niño hasta su vida adulta.
Inmediatamente se convirtió en la estrella del show con su frase "¿De qué estás hablando, Willis?", y llegó a ganar USD 100.000 por episodio, pero sólo se quedó con un cuarto de su fortuna después de pagarle a sus padres, sus abogados, agentes y cuentas médicas. Al convertirse en adulto, demandó a sus padres y recuperó 1.3 millones de dólares de sus ganancias de niño.
Tras el fin de la serie, trabajó sin demasiado éxito en varias series. Realizó apariciones especiales, fue el protagonista de una serie animada de Hanna Barbera, y su vida fue parodiada en la obre de Broadway "Avenida Q". Inicialmente intentó reírse de sí mismo y decirle a los productores de la obra que iba a ser él quien interpretara su papel, pero luego se arrepintió, y hasta los demandó. Se postuló a governador de California en 2003, se gastó todo su dinero, se declaró en bancarota y terminó trabajando como encargado de seguridad en un edificio. Se casó con una extra de una de sus películas, aparecieron en el show "Divorce Court" para tratar de salvar su matrimonio, y a pesar de que se divorciaron, continuaron viviendo juntos. También terminó en la cárcel varias veces por denuncias de violencia doméstica.
Gary declaró haber intentado suicidarse dos veces con sobredosis de pastillas, tuvo severos problemas de salud debido a su enfermedad y tuvo un paro cardíaco en el 2003. Luego de ese episodio, sufría convulsiones a menudo, hasta que una de ellas le provocó una caída y un golpe severo en la cabeza. Éste le provocó un hematoma, que acabó con su vida el 28 de mayo de 2010, a los 42 años.

Todd Bridges

El hermano mayor de Arnold, Willis, también fue un emblema de la juventud de la época. Pero Todd no se queda atrás: fue el primer niño afroamericano en obtener un papel permanente en una serie de televisión. Participó en "The Waltons", "La familia Ingalls", "Raíces" y "Fish" antes de obtener el papel de Willis. Sin embargo, la marca que dejó el personaje en él fue muy difícil de superar: Bridges se entregó a las drogas y el alcohol, y años más tarde trató de explicar por lo que había pasado en su libro "Being Willis". Estuvo detenido por el asesinato de tal Kenneth Clay, al cual él se declaro inocente. Su muy bien pago abogado le echó la culpa a su adicción crónica al crack y a su pasado como niño estrella, y fue liberado. Luego participó de "Patiando por un sueño" en los EEUU y el año pasado en un video de The Black Keys. Se casó, tuvo un hijo y se está divorciando. Continúa trabajando, más que nada en comedias. Este año filmó "That's my boy", junto a Adam Sandler y Andy Samberg.

Dana Plato

Una chica con una historia familiar poco común, Dana era la "novia de norteamércia" durante sus años en la serie. Nació en 1964, hija de una chica de 18 años que ya tenía otro bebé de dos años. Al año de vida fue adoptada por los Plato, quienes se divorciaron cuando ella tenía 3 años.
Trabajó en más de 100 comerciales de niña, y participó en "Return to Boggy Creek", "California Suite", "High School U.S.A." y "Exorcist II: The Heretic" antes de "Diff'rent Strokes". Según ella, le habían ofrecido el papel principal de ambas "El Exorcista" y "Pretty Baby", pero su madre los rechazó. Años más tarde, los productores declararon "no tener recuerdo" de haberla considerado para dichas películas.
Era una excelente patinadora artística sobre hielo, hasta que un productor de la serie la vio en "The Gong Show" (una especie de reality donde la gente iba a mostrar sus talentos), y le ofreció el papel de Kimberly. En 1984, con 20 años, se embarazó, y por ello los productores decidieron sacarla del programa. Luego volvieron a convocarla en la temporada siguiente, pero la crítica creyó que durante ese año además había sido despedida por sus conocidos problemas con las drogas y el alcohol. Intentó tener una carrera artística seria tras el show, pero la sombra de Kimberly la opacaba. Entonces decidió ponerse siliconas, y posar desnuda para Playboy en 1989. Un cambio un tanto radical, ¿no?
En 1991 llegó a Las Vegas sin dinero y consigió un trabajo en una lavandería. La ciudad del pecado no la ayudó necesariamente con sus adicciones, lo que la llevó al año siguiente a asaltar un video club. Luego de que el cantante country Wayne Newton pagara su fianza de USD 13.000 dólares, salió de la cárcel, sólo para volver a entrar al año siguiente por falsificar una receta de Diazepam. Un tiempo después participó de un film erótico, posó en 1998 para la revista gay "Girlfriends" y se declaró poco después lesbiana (¡pero después se arrepintió, eh!).
En mayo de 1999 fue al programa de radio de Howard Stern a dar una entrevista. La mayoría de los oyentes llamaron para decirle cualquier cosas muy distintas a bonita y buena actriz, lo que generó un ataque de llanto en Plato. Stern trató de consolarla, otros oyentes más tarde (y filtro de por medio) también, y se fue de la entrevista en su casa rodante (donde vivía) a visitar a su suegra. Se encerró en el vehículo, y falleció a causa de una sobredosis de relajantes musculares y opiáceos.

Y vos, ¿crees en la maldición de los "niños estrella"?

YAHOO TV EN FACEBOOK