Adicto a las Telenovelas

Confirmado Jeancarlos Canela y Mónica Spears

Jenacarlos Canela y Mónica Spears/ Telemundo

A través del Club de Noveleras de Telemundo, se confirmó oficialmente que Jeancarlos Canela y Mónica Spears, serán los protagonistas de la telenovela "Pasión Prohibida", cuyo trailer se presentó en los Upfronts a principios de este año por la cadena.
La decisión como ya lo habíamos comentado en uno de nuestros artículos, causó el descontento de los Espinelas, como se hace llamar el más importante club de fans de la pareja en la vida real, es decir de Jeancarlos y su esposa la venezolana Gaby Espino, quien por su parte también protagonizará otro melodrama. Entonces esta sí será una "Pasión Prohibida" entere Monica Spears y Jeancarlos Canela, no sólo por la trama sino también prohibida por los fans del actor y su esposa.
Por su parte, Mónica Spears encara su segundo protagónico para la cadena Telemundo, después de haber terminado "Flor Salvaje", una telenovela sobre prostitutas que se grabó en Colombia, ya en Venezuela había protagonizado "Calle Luna, Calle sol", "Mi prima Ciela" y "La mujer perfecta".
Pasión Prohibida
Y hablando un poco más de la trama de este nuevo culebrón, les podemos decir que cuenta la historia de  Mariana, quien se mueve por el odio que le tiene a su propia madre, Deborah,  a quien culpa por la muerte de su padre. Mariana se casa con Juan Pablo, un viudo anciano y rico, en quien Deborah ha puesto sus ojos buscando su fortuna. A pesar de la amabilidad y el amor que Juan Pablo le tiene, Mariana en realidad no lo ama de verdad. Cuando Mariana descubre una verdad oculta y se da cuenta de que su venganza no tiene fundamentos, intenta encontrar la felicidad al lado de Juan Pablo. Sin embargo, Mariana jamás imagino que encontraría la pasión y el amor que buscaba en Bruno, el sobrino de su esposo.
Por su parte, Bruno tiene un conflicto interno debido a la pasión que siente por Mariana y la lealtad que le debe a Juan Pablo, un hombre que él considera su padre adoptivo. Al final, Mariana y Bruno vivirán un amor que es apasionado pero a la vez prohibído, lo cual convertirá a Mariana en una víctima de su propio juego.